La caída de Satanás del cielo

La caída de Satanás del cielo está descrita en Isaías 14:12-14 y Ezequiel 28:12-18. Mientras que estos dos pasajes presentan referencia al rey de Babilonia y al rey de Tiro, también podemos concluir que hay una gran aceptación que hace referencia metafórica en sus contenidos a la representación de Satanás. Estos pasajes describen algunos eventos y las causas de la caída de Satanás, pero no dicen específicamente cuándo ocurrió esa caída. Lo que sí sabemos es esto: Los ángeles fueron creados antes que la tierra (Job 38:4-7). Satanás cayó antes de tentar a Adán y Eva en el jardín del Edén (Génesis 3:1-14). Por lo tanto, la caída de Satanás debió haber ocurrido en algún tiempo después de que los ángeles fueron creados y antes de que él tentara a Adán y Eva en el Edén.


El libro de Job nos dice que, Satanás tenía acceso al Cielo y a estar delante de Dios. “Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás. Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo; De rodear la tierra y de andar por ella” (Job1:6-7). Vemos a lucifer en movimiento libre entre el cielo y la tierra, hablando directamente con Dios y respondiendo por sus actividades. Que Dios haya descontinuado este acceso es un asunto de debate. Algunos dicen que el acceso de Satanás al cielo terminó con la muerte de Cristo. Otros creen que el acceso de Satanás al cielo terminará al final de la guerra en el cielo. Eso lo estudiaremos en nuestro curso de angelología y demonología.

¿Por qué cayó Satanás del cielo? Satanás cayó por su orgullo. Él deseaba ser Dios, no un siervo de Dios. Nótense las muchas declaraciones referentes al “yo” que se mencionan en Isaías 14:12-15.

4:12 ¡Cómo caíste del cielo, oh, Lucero, ¡hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. 14:13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;
14:14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 

14:15 Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo. 

Ezequiel describe otro pasaje que se cree se refiere a Lucero y Satanás. Aunque empieza con la orden que Dios le da a Ezequiel de “levanta endechas sobre el rey de Tiro” (v. 12), quien era un malvado e idólatra rey, pronto se hace evidente que el pasaje también se refiere al poder que hay detrás de ese rey, siendo claramente Satanás. El versículo 13 dice que él estaba “en Edén, en el huerto de Dios”. Evidentemente, el rey de Tiro nunca estuvo en el Edén. El versículo 14 dice, “Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios”. Al parecer, Lucero o Satanás tenía una posición de ángel guardián en el cielo “en medio de las piedras de fuego”, considerándose ser las joyas preciosas brillantes que se observan en otras descripciones del cielo (Éxodo 24:10; Apocalipsis 21:18-21). Ya que el rey de Tiro tampoco estuvo en el cielo, esto sólo puede describir a Lucero. El resto del pasaje describe la razón por la que fue expulsado del cielo. Debido a su belleza, su corazón se enorgulleció y su sabiduría se corrompió (Ezequiel 28:17). El orgullo en su perfección, en su sabiduría y su belleza (v. 12), se convirtió en la fuente de su caída, y por lo tanto Dios lo arrojó a la tierra (v. 17). (Ezequiel 28:11-19)

En esta porción de Ezequiel 28:11-19 describe a Satanás como un ángel increíblemente hermoso la más hermosa de todas las creaciones de Dios, pero él no estuvo contento con su posición. En cambio, Satanás deseaba ser Dios, para esencialmente “quitar a Dios de Su trono” y tomar el control del universo. Satanás quería ser Dios, y resulta muy interesante ver que fue precisamente eso, con lo que Satanás tentó a Adán y Eva en el jardín del Edén (Génesis 3:1-5). ¿Cómo cayó Satanás del cielo? En realidad, una caída no es una descripción exacta. Sería mucho más preciso decir que Dios echó a Satanás fuera del Cielo (Isaías 14:15; Ezequiel 28:11-19). Satanás no cayó del cielo, sino que fue echado.

28:11 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
28:12 Hijo de hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura.
28:13 En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación.
28:14 Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas.
28:15 Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad.
28:16 A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector.
28:17 Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti.
28:18 Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario; yo, pues, saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran.
28:19 Todos los que te conocieron de entre los pueblos se maravillarán sobre ti; espanto serás, y para siempre dejarás de ser.

En este curso de Angelologia y Demonología estudiaremos este y muchos temas interesantes con relación a la Angelologia, Demonología y espíritus inmundos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.